ASKC

En realidad, el Shorinji Kempo no debe ser visto simplemente como un mero arte marcial, encaminado a la defensa personal, sino como un sistema integral para el desarrollo de la persona, tanto físicamente como mentalmente. Verdaderamente el Shorinji Kempo cuida que su práctica sea beneficiosa en tres frentes: la salud física, equilibrio mental y la defensa personal. Por ello, desarrolla en sus practicantes valores como la autoconfianza, la voluntad, el optimismo, y permite superar los complejos y temores, y establecer relaciones satisfactorias con los demás, fundadas en la tolerancia, el respeto y la generosidad.

 


Es un arte abierto a todo el mundo, que está muy lejos de formar matones de barrio, campeones invencibles, místicos sectarios o mitómanos alucinados por las películas de Hong Kong o los combates extremos; es una disciplina para gente corriente que desea disfrutar con una actividad física enriquecedora en un ambiente sano y amistoso, para personas que quieren ser más competentes que competitivas, y que buscan llevar una vida equilibrada y saludable.

Para difundir estos valores nace la Asociación Shorinji Kempo Cártama, inscrita en el registro de Asociaciones de Andalucía con el número 8072 de la Sección Primera, y cuyos estatutos informan que la función de dicha entidad es promocionar y fomentar esta forma saludable de vida.