Shorinji Kempo = Vida Sana

El Shorinji Kempo, tal y como lo conocemos hoy en día, nació en el Japón de la post-guerra,  donde la  sociedad estaba traumatizada por la guerra y sus secuelas: muertes, hambre, destrucción, miseria. Ante esto, el fundador, So Doshin, decide aportar su esfuerzo para mejorar la sociedad y ayudar a los demás.

Pensando que solo los discursos y sermones no van a funcionar bien, decide organizar sus técnicas de Kempo y crea la disciplina Shorinji Kempo para que la sociedad evolucionara y no se anclara en los males de aquella época. So Doshin contribuyó a que muchas personas pudieran desarrollarse como individuos fuertes, tanto física como mentalmente y en esos son los pilares de este proyecto.

Desarrollo personal, tanto física como mentalmente. Shorinji Kempo = Vida Sana

Desde la fundación de la Asociación Shorinji Kempo Cártama (ASKC) se ha pretendido inculcar estos valores en la sociedad, pero basándose en la situación actual del mundo.

Por otro lado, de todos es sabido el beneficio que la actividad físico-deportiva aporta a nuestro organismo, tanto física como mentalmente. Por ello, es uno de los pilares básicos de una Vida Sana.

Pero además de ello, la ASKC pretende actuar en otro tipo de actividades para ampliar la oferta y ofrecer una gama amplia de servicios donde los participantes puedan desarrollar al máximo todas sus potencialidades.

Entre las actividades que llevaremos a cabo tenemos:

•    actividades físico-deportivas,
•    actividades lúdicas,
•    actividades educativas y de formación,
•    actividades culturales,
•    actividades ambientales,
•    …

Cada uno de estos bloques de actividades está pensado y adaptado a los diferentes tipos de colectivos de nuestra sociedad.

La experiencia obtenida de aquí para atrás, nos reafirma en el hecho de que por medio de la actividad físico deportiva, se actúa directamente no sólo en la salud física de las personas, sino en su equilibrio y salud mental favoreciendo aspectos como las relaciones sociales, la autonomía, el control,…, en definitiva, estamos hablando de incidencia directa en el bienestar personal y la calidad de vida.