La Clase de SK

La clase de Shorinji Kempo tiene algunas peculiaridades que la caracterizan y la diferencian de otras artes marciales. Una de estas singularidades es su duración, ya que las sesiones suelen constar de una hora y media de práctica, deseablemente dos horas.

Toda sesión de práctica posee diversas partes bien diferenciadas que deben incluirse en el entrenamiento para que el aprendizaje sea correcto, aunque cada maestro o instructor adapta el entrenamiento a sus propios criterios o conceptos, haciendo que la dinámica y desarrollo de la clase sean diferentes en cada dojo, sin perder la línea de los principios fundamentales.

•    Samu: Se refiere al trabajo a favor del propio grupo, tal como la limpieza y adecuación del local de práctica, e incluye otras tareas como las de administración del grupo, materiales para ayuda al entrenamiento, ayuda a los compañeros, ...

•    Jumbi Undo: Preparación física. En esta parte se realizan ejercicios físicos de calentamiento para preparar el cuerpo a la práctica. Además, se realizan ejercicios dirigidos a desarrollar los atributos necesarios para la práctica, como fuerza, elasticidad, agilidad, y otras facultades corporales.

•    Kihon: Las bases. Estudio de los movimientos técnicos ofensivos y defensivos básicos, entre los que se practicarán guardias, posiciones, ataques, defensas, desplazamientos, caídas, etc. .Esta parte se realiza tanto individualmente como por compañero.

•    La Técnica: En esta parte se estudian, por parejas, las técnicas de defensa personal codificadas en el programa de grados. Se suele hacer una práctica específica según los grados de los practicantes, y al final, se proponen algunas técnicas comunes, de nivel superior.

•    Gakka: Teoría. Incluye aspectos como la teoría de la técnica, la historia de las artes marciales y del propio Shorinji Kempo, la filosofía que anima su práctica.

•    Seiho: Masaje terapéutico. Aspecto terapéutico del Shorinji Kempo, muy importante, aunque a veces se desarrolla fuera de las clases (al término) o de manera esporádica. La práctica más usual consiste en un masaje, con el fin de relajar el cuerpo tras el duro entrenamiento, aunque también puede aplicarse para tratar ciertas dolencias o lesiones.

No en todas las clases se realizan todas las partes, por falta de tiempo, ni todas las partes duran lo mismo, todo depende de la época del año en la que se esté, del momento de la temporada, etc...